Los ODS calan en los Consejos de Administración de las empresas, un paso necesario para cumplir la Agenda de la Humanidad de la ONU

Hace casi dos años, la entonces Directora Ejecutiva del Pacto Mundial de Naciones Unidas, Lise Kingo, lanzaba un mensaje dirigido a los líderes empresariales en el Foro Económico Mundial de Davos, en el que les pedía que “se comprometan con nuestro movimiento global de empresas responsables, para todos juntos crear el mundo que queremos a través de negocios basados en los Diez Principios y los ODS”.

Un mensaje en el que desde la Red Española del Pacto Mundial también hemos insistido durante estos años, pues consideramos que la activación del cambio debe darse desde la alta dirección, ejerciendo un liderazgo colectivo y expandiendo los ODS dentro y fuera de la organización. 

Una transformación que ahora es más acuciante que nunca. Nos encontramos en el inicio de la Década de Acción en ODS y a diez años del deadline de la Agenda 2030 aún nos quedan muchos retos por abordar. Y la pregunta que nos surge en este momento es, ¿están preparados los miembros de la alta dirección de las empresas para asumir su papel e iniciar una auténtica transformación?

Afortunadamente los datos señalan que sí vamos por buen camino. En concreto, según una encuesta sobre la integración de los ODS a 411 directores/as de 161 entidades adheridas al Pacto Mundialel 70% de los departamentos de dirección y consejos de administración conocen en profundidad la Agenda 2030. Un aspecto realmente esperanzador si consideramos que éste es el primer paso fijado en todas las guías de ODS para contribuir a este marco de la sostenibilidad. Y es que, conocerlo ayudará a las empresas a determinar mejor cuál es su impacto en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y cuál es la mejor manera de contribuir a ellos, permitiéndoles ser más eficaces durante todo el proceso.

En este sentido, el 80% considera que tiene un impacto significativo sobre la Agenda 2030 y prácticamente el 60% realiza un mapeo de sus impactos en ODS, otro de los pasos fundamentales para avanzar en la consecución de los Objetivos. 

Gran interés cobra también el hecho de que el 66% ya haya incluido los ODS en la estrategia de su área. Es decir, los ODS han conseguido calar en más de la mitad de las estrategias empresariales dentro de los Consejos de Administración. Esto no significa que hayamos ganado la batalla, el objetivo sigue siendo que todo el conjunto empresarial involucre la sostenibilidad en la estrategia de la compañía, pero sí representa el avance que hemos conseguido en los últimos 5 años en este aspecto.

De hecho, una de las áreas de mejora sigue siendo el establecimiento de compromisos públicos y medibles. Esta acción es realizada por un 42% de la alta dirección. A pesar de que esta cifra se encuentra 6 puntos porcentuales por encima de la media, sigue resultando insuficiente y es, de hecho, uno de los desafíos empresariales para los próximos diez años, pues marcará la diferencia entre el compromiso y la acción. La formación en ODS a empleados es otro de los puntos a mejorar, realizada tan sólo por el 35% de los encuestados. 

Respecto a los ODS más trabajados, a parte de los ya tradicionales 5 sobre igualdad de género3 sobre salud y bienestar y 8 sobre trabajo decente y crecimiento económico, se cuela en el ranking el 17 de alianzas, un Objetivo clave para el desarrollo de acciones ambiciosas en sostenibilidad. 

Por último, es necesario destacar un dato clave debido a la situación que estamos viviendo. Y es que a pesar de que la irrupción de la pandemia ha frenado y en algunos casos retrasado el avance en materia de desarrollo sostenible, existe un compromiso expreso por parte de los líderes empresariales para seguir trabajando en los ODS. De hecho, más de un 80% de la alta dirección considera que la COVID- 19 no afectará o mejorará la integración de la sostenibilidad en su compañía. Una afirmación, que, sin duda, nos coloca en una mejor posición para basar la reconstrucción del mundo en los valores de la Agenda 2030 y cumplir su lema de “no dejar a nadie atrás”.